Nuevos estudios científicos demuestran que la Sábana Santa es auténtica.

sabana_santa

Hace apenas tres semanas, Andrea Tornielli escribió un artículo en Vatican Insider en el que daba cuenta de nuevos experimentos científicos que se han realizado sobre la Sábana Santa de Turín, que vuelven a demostrar que no es medieval. Se basa en un libro del profesor Giulio Fanti y del periodista Saverio Gaeta, en el que se muestran los resultados del análisis químico que confirmarían la antigüedad del lino.

Nuevos experimentos científicos (que fueron llevados a cabo en la Universidad de Padua) confirmarían que la Síndone es del siglo I después de Cristo, por lo que sería compatible con la tradición que sostiene que el lino con la imagen impresa [es] de un hombre crucificado como el que envolvió el cuerpo de Jesús cuando fue bajado de la Cruz. Los datos aparecen en el libro que saldrá a la venta mañana escrito por el profesor Giulio Fanti (docente de medidas mecánicas y térmicas en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Padua) y el periodista Saverio Gaeta. El volumen “El misterio de la Síndone” fue editado por Rizzoli (240 pp., 18 €).

La novedad más importante de este estudio son las recientes investigaciones de Fanti, que están por ser publicadas también en una revista especializada y serán sometidas al análisis y juicio de un comité científico. Se trata de tres nuevos estudios, dos de tipo químico y uno de tipo mecánico. Los primeros dos fueron efectuados con un sistema FT-IR (con rayos infrarrojos) y con la espectroscopía Raman. El tercero de ellos, en cambio, fue un análisis mecánico multi-paramétrico, basado en 5 parámetros mecánicos diferentes que están relacionados con la tensión del tejido. Para llevar a cabo este estudio de las fibras de la Síndone se usó una máquina para pruebas de tracción capaz de evaluar fibras extremadamente pequeñas; fueron analizadas unas veinte muestras de tejido de una antigüedad confirmada que iba del año 3000 antes de Cristo al 2000 después de Cristo.

Diferentes profesores universitarios de diferentes casas de estudio italianas participaron en los análisis, que se llevaron a cabo en los laboratorios de la Universidad de Padua; todos ellos concuerdan en afirmar que la Síndone tiene una antigüedad que concuerda con la tradición que la rodea. Los resultados a los que llegó el equipo de investigadores indican que los resultados del análisis de las fibras de la “Sábana Santa” que fueron llevados a cabo en 1988 con la prueba del Carbono 14 (según los cuales se trataría de un tejido medieval) no son correctos. Según el análisis FT-IR, el tejido es de entre los años 300 – 400 a.C.; según el análisis Raman, dataría del 200 a.C. – 500 a.C.; y, finalmente, según el análisis mecánico multi-paramétrico indicaría como fecha el 400 d.C. ±400. Llevando a cabo una simple operación aritmética, el promedio de los resultados de estos tres análisis sería justamente 33a.C. ±250 años, con una incertidumbre, indican los autores del libro, que sería inferior a las incertidumbres individuales de cada uno de los análisis y compatible con la fecha histórica de la muerte de Jesús, que muchos historiadores modernos han indicado en el año 30 de la era moderna.

Los análisis fueron llevados a cabo con muestras de pequeñas fibras de la Síndone que aspiró el micro-analista Giovanni Riggi di Numana, que murió en 2008 y había participado en las investigaciones de 1988. El profesor Riggi di Numana había donado las fibras a Fanti mediante la Fundación 3M.

Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.