MISOGINIA, HOMOFOBIA Y ANDROFOBIA

Resultado de imagen para MISOGINIA, HOMOFOBIA Y ANDROFOBIA

Marxistas continúan generando la división y el antagonismo

Estas tres palabras están íntimamente relacionadas no solo por su conexión analógica, sino también, cada vez más, por formar parte del mismo contexto ideológico, aunque con modalidades un poco diferentes. “Misoginia” es una palabra griega que significa literalmente “aversión hacia las mujeres”, pero que puede constituir desde una patología psiquiátrica hasta el simple desprecio por el valor o la dignidad humana de la mujer. En nuestra sociedad actual es muchísimo más frecuente lo segundo.

Hay que decir, sin embargo, que a veces se achacan a la “misoginia” algunos males endémicos de la sociedad que podrían tener otras causas. La violencia doméstica, por ejemplo, en muchos casos es producida no por algún tipo de “aversión” hacia el sexo femenino, sino por otro tipo de disturbios mentales o incluso por la simple ignorancia o el prejuicio. De hecho es común que allí donde hay una esposa o compañera abusada, haya también niños que sufren el mismo maltrato. Se trata, pues, de una violencia en general contra los más indefensos, y todo abuso es condenable. Y lo mismo se puede decir de la “homofobia”, pues la mayor parte de casos de violencia contra las comunidades LGTB provienen de esa misma comunidad.

Pero se observa un cierto “secuestro” de este fenómeno por parte de una nueva cepa ideológica que amenaza y termina corrompiendo también a ciertas reivindicaciones necesarias y legítimas, en favor de las mujeres y de las minorías. La llamada “ideología de género” se ha convertido en uno de los caballos de batalla preferidos de este tipo de posiciones, que son en el fondo derivados del veneno marxista, que encuentra nuevos modelos sociales para proponer su esquema arquetípico de relación conflictiva entre opresor y oprimido, para de este modo generar antagonismo en el orden social. El apelativo de “homófobo”, por ejemplo, se ha convertido en una especie de arma química que los izquierdistas lanzan a cualquiera que tenga ideas opuestas a las suyas; deja marcas visibles y convierte a sus víctimas en apestados. Detrás de este insulto no hay ningún interés de denunciar algo, se trata simplemente de herir al oponente y convertirlo en una criatura pestilente.

En este panorama también se están incubando y empezando a proliferar los grupos radicales agresivos de corte andrófobo (odio al varón). Se podría decir que es un fenómeno todavía muy minoritario, pero cada vez más notorio. Y como sucede con todos los grupos de este tipo, van influyendo en la sociedad y en la conciencia de las personas; penetrándolas con ciertas ideas, aunque no se acepte el paquete completo. Se ven cada vez más casos que involucran a las llamadas “feminazis” o a grupos que denuncian un supuesto patriarcado mundial que debe ser combatido y destruido. La estrategia, como siempre, es mentir de manera sistemática y continua con estadísticas y datos falseados sobre la realidad, para ir generando una base dogmática sobre la cual trabajar e influir.

La sociedad debe ser sumamente cauta para distinguir la denuncia seria de la propaganda marxista. Las diferencias de opinión y las discusiones alturadas, aún sobre temas candentes, son bienvenidas. Pero allí donde se busca generar división y antagonismo en base al victimismo, el insulto y la violencia; allí donde la razón y la lógica ceden su lugar al sentimentalismo y a los argumentos emocionales, allí donde se sustituyen los datos objetivos con estadísticas y cifras infladas, hay algo feo que se está cocinando. Y hay que tener olfato para advertirlo y estar prevenidos.

 

José Tola

Publicado en Artículos | Deja un comentario

¿FEMINISMO, IDEOLOGÍA DE GÉNERO Y PEDOFILIA? EXPERTO EXPLICA CÓMO SE RELACIONAN

Resultado de imagen para ¿FEMINISMO, IDEOLOGÍA DE GÉNERO Y PEDOFILIA? EXPERTO EXPLICA CÓMO SE RELACIONAN

Luego de finalizar una gira que lo llevó a Chile, Perú y Paraguay, para comenzar una al interior de Argentina, el politólogo argentino Agustín Laje detalló cuáles son los verdaderos intereses del movimiento feminista contemporáneo al que denominó como “tercera ola del feminismo”.

En diálogo con ACI Prensa, Agustín Laje, coautor junto a Nicolás Márquez del bestseller de Amazon “El Libro Negro de la Nueva Izquierda”, el cual desenmascara la ideología de género como una nueva careta del movimiento político de izquierda, explicó que el feminismo que se vive hoy en día mantiene relación directa con la ideología de género y la pedofilia.

Feminismo e ideología de género

En su libro, Laje detalla la historia del feminismo en tres etapas: 1) una “primera ola” que buscó el acceso a la mujer a los plenos derechos civiles y políticos; 2) Luego una “segunda ola” que estuvo ligada al pensamiento marxista, especialmente a los estudios de Friedrich Engels, quien, en su libro “El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado”, aseguró que la aparición de la propiedad privada generó un sistema opresivo en la familia, del hombre hacia la mujer, al que llamó “patriarcado”; 3) y finalmente está la “tercera ola” feminista donde nace la ideología de género.

Sobre la “tercera ola” feminista, Laje explicó que todos sus postulados articulan un discurso ideológico que propone la “lucha de clases entre hombres y mujeres”, y como consecuencia de esa lucha, devino lo que hoy se conoce como ideología género.

El politólogo aseguró que “la ideología de género nació para suplir una falta en la izquierda (marxismo clásico) ante la falta del obrero como clase revolucionaria. Esa falta abre paso de una lucha de clases a una lucha por la cultura (neomarxismo)” donde hoy las feministas radicales actúan.

En ese sentido, el también ensayista puso de ejemplo a la teórica feminista Monique Vittig, de Francia, que “escribió un libro que habla sobre el régimen de ‘heterosexualidad obligatoria’ diciendo que Occidente oprime a las mujeres porque las obliga a ser heterosexuales”.

“Eso es una curiosidad porque ella fue homosexual y Occidente nunca le puso una traba para serlo, nunca estuvo presa. Sin embargo, ella era pro Mao Tse Tung, de la China comunista, un modelo que tenía para los homosexuales pena de castración y, si reincidían, pena de muerte”, aclaró.

El pensamiento de Vittig y de otras ideólogas género, según Laje, están resumidos en aquella frase de la feminista marxista, Simone de Beauvoir, que en su libro ‘El Segundo Sexo’ dijo: “no se nace mujer: se llega a serlo”, es decir, que la sexualidad deja de ser “un dato de la naturaleza” y se convierte es una “construcción de la sociedad”, lo que hoy se llama “género”.

El joven politólogo también hace en su libro un repaso teórico del feminismo radical en las figuras de Shulamith Firestone, Kate Millet, Zillah Eisenstein y, sobre todo, Judith Butler, quien “estiró tanto el concepto de género como para que en él quepan formas y gustos sexuales de los más extrañas” (multiplicidad de géneros que “rompan la coherencia existente entre el sexo, el género y el deseo sexual”).

Una mirada al feminismo radical de hoy

Agustín Laje indicó que “el feminismo de hoy se caracteriza por ser “un ‘hembrismo’, es decir, un machismo a la inversa. Es un feminismo que ya no se articula por un discurso de igualdad real, sino por un discurso de odio hacia el hombre y de privilegios para la mujer”.

Además, afirmó que este feminismo “tiene algunas teóricas curiosas como Andre Dworkin que explica que toda relación sexual heterosexual constituye una violación contra la mujer o, como Valerie Solanas, que dice que llamar al hombre ‘animal’ es un halago”.

“Es por eso que en todas las marchas de este feminismo que impera en estos grupos, encontramos en las inscripciones de los muros de todas las ciudades cosas como ‘asesina a tu novio’, ‘muerte al macho’ y frases por el estilo”, destacó.

Sobre los feminicidios o femicidios, Laje dijo que jamás ocurre “una investigación para saber si eso fue efectivamente uno”.

“El feminicidio se define por la intencionalidad del ataque del hombre a la mujer, en el cual el móvil de esa violencia es el odio hacia el otro ‘género’ como tal. Cada vez que se presenta un caso de feminicidio nadie realiza un peritaje psicológico ni nada por el estilo. Sin embargo, el mayor número de muertes de mujeres por asesinato no son por casos de feminicidio y nadie habla de eso”, destacó.

El politólogo reiteró que no existe verdaderamente una lucha “por los ‘géneros’”, sino “una lucha que es política y que se explica a través de los intereses del movimiento político de izquierda”.

Feminismo y pedofilia

Laje indicó que “empíricamente hay muchos datos”, por ejemplo “en Alemania hay organizaciones de feministas que han lanzado solicitudes y apoyos públicos a grupos explícitamente pedófilos”.

Entre estos grupos se encuentran la NAMBLA (North American Man/Boy Love Association) y el IPCE (International Pedophile and Child Emancipation).

“Desde las feministas Simone de Beauvoir, pasando por Shulamith Firestone, Kate Millet, llegando a Lola Pérez, quien hoy en España escribe desde su Twitter a favor de la pedofilia, argumentan a favor del ‘sexo intergeneracional’ o los boys lovers, como los llaman ellos”, dijo Laje reafirmando las tesis de su libro.

“Esto sucede porque todo parte de un mismo tronco teórico que es la ideología de género. Esta dice que la sexualidad no tiene que ver con la naturaleza, sino que es una construcción de la cultura”.

“¿Qué es la cultura? Viene de la palabra cultivo, es decir, lo que el hombre hace y de lo cual el hombre es también hecho. La cultura es puro azar, la natural es lo dado y que no se puede modificar”, destacó.

Finalmente, dijo que “si la sexualidad es pura cultura”, entonces “no tiene límites”.

“Por ejemplo, el ala joven del Partido Popular Liberal Sueco está pidiendo una ley para que se legalice el incesto y la necrofilia. En Canadá hace poco se legalizó la zoofilia, es decir, el sexo con las bestias”.

“Y en el caso de la pedofilia tenemos a Holanda, donde en el 2006 se creó un partido (The Party for Neighbourly Love, Freedom, and Diversity) cuyo único fin era la legalización de la pedofilia y lo explicaban en los mismos términos que los ideólogos de género”, concluyó.  

 

Publicado en Artículos | Deja un comentario

CACERÍAS HUMANAS Y SACRIFICIOS DE NIÑOS. SATANISMO Y PEDOFILIA: EL PRIVILEGIO SECRETO DE LAS ELITES ESTÁ SALIENDO A LA LUZ

Mientras en Suiza los “socialistas” en nombre de la “libertad sexual” intentan legalizar las relaciones sexuales entre padres e hijos, en Inglaterra, a raíz del descubrimiento de que su muy particular estrella de la televisión infantil e íntimo de la Reina, Jimmy Saville era un consumado pedófilo satanista que violó a centenares de niños, parece que el vínculo de la familia real británica con los círculos pedófilos y satanistas es cada vez más innegable.

Desde aquí mando un saludo agradecido a un Técnico Preocupado que  ha realizado una extraordinaria labor para recoger testimonios  y difundir una información de primera. 

Recomiendo leer el siguiente post sobre todo lo que aconteció en el Bar España

Según el diario The Guardian el Principe Andrew está implicado en el juicio por pedofilia que acusa al banquero Epstein de organizar fiestas pedófilas en su isla privada del Caribe, proveer menores como esclavas 

AVISO AL LECTOR

Este artículo contiene información extremadamente dura y puede herir a las personas sensibles. No recomiendo su lectura antes de acostarse. Mi propósito no es reforzar la oscuridad sino sacarla a la luz. Pues nada teme más lo oculto que ser iluminado por la luz brillante del sol.

Lo que describo a continuación no es mi opinión sino la suma de casi un año de búsqueda de investigaciones y testimonios, que se pueden encontrar diseminadas por la Red en varios idiomas. No pretendo gustar ni tampoco molestar pero siento en mí la obligación moral de difundir lo que aquí describo para ayudar al lector a tomar conciencia de cómo funcionan las élites que gobiernan este mundo. Tal vez con lo que describo a continuación se entienda mejor por qué vivimos en un mundo de guerras eternas, pandemias fabricadas en laboratorios, tierra envenenada, comida basura, bancos rescatados y pueblos aplastados.

Las élites que gobiernan el mundo no sólo se enriquecen con la guerra sino que se alimentan del sufrimiento, gozan con nuestro dolor y nuestro miedo. Somos su granja, su alimento. Y del mismo modo que no informas a las codornices que te las vas a comer estofadas, no esperes que te digan la verdad.

Queramos verlo o no, nos declararon la guerra en 1954.

De nosotros depende que esto acabe de una vez.

La información es al base de la acción.

Para poder defenderse, hay que conocer al enemigo.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

No tenía yo pensado publicar el artículo que escribí haces muchos meses, pero las últimas noticias señalan que estamos por fin saliendo del túnel del miedo y la ignorancia:  el pasado 15 de agosto han conseguido detener a dos supuestos miembros del Noveno Círculo Satánico (Ninth Circle Sacrificial Cult) que iban a celebrar un ritual satánico esa misma noche en los subterráneos de una mansión situada en el elitista barrio de Outremont en Montreal, Canadá, aunque también hay denuncias sobre otros lugares como  catacumbas del Vaticano y algunas catedrales, en bases militares, mansiones privadas, palacios reales y en la Mc Gill University de Montreal, dónde el Dr. Cameron se dedicó a torturar niños siguiendo el programa de control mental de la CIA o MK Ultra. Este programa de control mental se cerró oficialmente en 1964 tras la denuncia de la víctima Linda Mac Donald. 

Según los testimonios e investigaciones que han permitido evitar el sacrificio planeado para el día de la Ascensión, entre los participantes figuraría  K. Brick, un alto directivo de la poderosa industria alimentaria Cargill Corporation así como otros de la America’s Sinclair Oil. Un testigo superviviente narró cómo fue llevado a las oficinas centrales de la Cargill  Corp. en Wayzatta, Minn. y obligado a contemplar sacrificios de niños. Como diré más adelante, la amenaza de sufrir destino similar es lo que impide que los testigos hablen. 

En junio pasado, la más sería web sobre tráfico y abuso de niños informaba que varios testigos de diferentes nacionalidades habían descrito cómo vieron celebrarse, en los bosques de los palacios reales de la Reina Beatriz de Holanda como en los del rey Alberto de Bélgica, cacerías humanas con adolescentes que eran drogados, desnudados, perseguidos por perros hambrientos y finalmente asesinados, todo ello custodiado por la Guardia real holandesa. Según denunció un testigo arrepentido de la red de narcotráfico Octopus, los jóvenes provenían de los centros de detención de menores de Holanda y Bélgica. La policía declara que se han fugado y  simplemente desaparecen.

Saturno devorando a su hijo, Rubens.

Nadie se ha parado a pensar que este

NO ES UN TEMA DECORATIVO.

Sí, algo está cambiando a nivel mundial, pues estos rituales se han celebrado durante milenios y los culpables jamás han sido desvelados y aún menos condenados. Tenemos una pequeña y desconocida muestra de ello en nuestro querido Museo del Prado.

Hace tiempo que sospecho que Felipe IV, rey de España,  era satanista  y que Rubens fue solicitado para decorar su pabellón de caza de la Torre de la Parada con escenas de canibalismo, pedofilia y satanismo.

Bruselas es la ciudad de Europa con más tradición de satanismo y pedofilia (donde el primer ministro belga Elio Di Rupo es un conocido pedófilo, por cierto). Ampliaré la información sobre lo que pasa en Bruselas más adelante.

PERSONALIDADES IMPLICADA

Según 66 testimonios y más que no cesan de aparecer las personalidades implicadas serían:

Las familias reales

de  Holanda, Bélgica e Inglaterra parecen estar muy relacionadas con estos rituales. La Reina Isabel II y el Príncipe Felipe,  el rey Alberto de Bélgica y su hermano, la Reina Beatriz de Holanda, el rey Hendricks esposo de reina Guillermina de Holanda, el príncipe Bernardo, fundador de Bilderberg y ex SS, el Princpe Johan Friso y su mujer Mabel Wisse Smit….(Johann FRiso entró en coma y murió el año pasado cuando varias webs holandesas destaparon su implicación en un encargo de secuestro para ritual satánico de la adolescente Marianne Vaatsra que fue hallada violada y degollada al día de siguiente de la llamada Noche de las Reinas, la madrugada del 1  de mayo, fecha de la creación de la Orden de los Iluminados de Baviera).

Angelitos

Poderosos hombres de negocios, políticos, magistrados y altos mandos militares

Ministros holandeses, el jefe de las Fuerzas Armadas holandesas, el subsecretario  del  Raad Van State  de Holanda, altos directivos de grandes empresas como ya dijimos, la Cargill, las petroleras…

En España se ha señalado la presencia del hermano de Javier Solana, Luis, en el snuff movie de las niñas de Alcasser, el Fabra de las gafas oscuras y una jueza de  Castellón de cuyo nombre  no quiero acordarme también han sido reconocidos por las víctimas…

Y por supuesto tenemos

SATANISMO en el VATICANO

34 fosas comunes de entierros masivos de niños han sido encontradas en Irlanda, España y Canadá, pero la Reina de Inglaterra y la Iglesia católica consiguieron interrumpir en 2008 las excavaciones en Mohawk Indian Residential School en Brantford, Ontario.

En relación al encantador de mentes candorosas Papa Francisco, al menos dos testigos han denunciado que fueron violados por él, además de los documentos que prueban su participación en el robo de niños en la Argentina de las dictaduras.

La terapeuta holandesa Toos Nijenhuis ha denunciado que fue forzada a ver asesinatos rituales que implicaban al Papa Ratzinger, cardenales y al Príncipe Bernardo de Holanda. Otro testigo confirmaba que vio a Ratzinger matar a una niña en un castillo en Francia en el otoño de 1987 en el que también participó el fundador de Bilderberg: “era horrible y no ocurrió solamente una vez. Ratzinger y Bernhard eran los participantes más prominentes”.

Pero tal vez lo más interesante son los documentos filtrados desde los mismos archivos del Vaticano: según el Magisterium Privilegium ,el sacrificio ritual de niños es recurrente en el Vaticano y beber la sangre del recién nacido, por el poder supremo que otorga,  forma parte de la iniciación indispensable para llegar a ser nombrado Papa. Según estos documentos Ratzinger perteneció, durante la II Guerra Mundial, a una orden de las SS que realizaba rituales satánicos conocida como los Caballeros de la Oscuridad.

Según la testigo Svali, nacida en una familia muy acomodada alemana de tradición satanista, y residente ahora en San Diego California, cuando tenía 12 años fue llevada a las catacumbas del Vaticano  para presenciar el sacrificio de un niño de 3 años que había sido drogado previamente.  En su entrevista cuenta también que, por pertenecer a su familia, fue entrenada desde niña para participar  en rituales satánicos.

++++++++++++++++++++++++++++

Esta información viene a completar el programa de radio que realicé para la radio El Vórtice un programa dedicado a desvelar cómo las élites llevan siglos, milenios, realizando ceremonias satanistas en las que violan, torturan y finalmente asesinan lentamente y de manera muy sangrienta a niños raptados ante los ojos de otros niños que también son violados reiteradamente. Si no he publicado este artículo antes, es porque es muy doloroso para mi. Escribir un post requiere mucho tiempo, trabajo, investigación y energía y no siempre dispone una de todas estas cosas…

El  satanismo existe hace mucho tiempo, pero es el gran tabú, la gran ocultación de las élites y su exclusivo privilegio, que se quieren reservar celosamente sólo para ellos y del que no quieren ser privados. Las elites creen que el satanismo es SU derecho, por linaje, por cuna, porque por algo son el poder: ellos se lo pueden permitir, los demás no. Su diversión favorita depende de que se mantenga oculto. Luego todo el que venga a poner en riesgo su vicio secreto, será castigado.

En Reino Unido, la periodista Jill Dando fue asesinada en 2001 por querer sacar a la luz la red pedófila británica. Su asesino fue liberado en 2008 sin justificación.

Después de investigar un tiempo sobre estas redes que se extienden por todos los continentes, empiezo a atar cabos, y concluyo que no es que algunas élites practiquen ese ritual, sino que casi me atrevo a decir que es lo que las caracteriza, como intentó contarnos Kubrick en Eyes wide shut pero no le dejaron. Cosa inaudita en la historia del cine,  murió durante el montaje, y 40 minutos de la filmación han desparecido, lo que hace que la película resulte extraña. Pasolini ya lo hizo con Saló y los 120 días de Sodoma y también lo castigaron por ello. Mientras Polanski sufrió por Rosemary’s Baby, que narra el modo de captación de los niños por las sectas, el peor de los castigos: ataron a Sharon Tate, su mujer embarazada,  a una lámpara y le abrieron la panza para sacrificar al niño mientras la dejaron desangrarse.

Para estas personas, el sexo “normal” es para la plebe, y les aburre soberanamente. Porque nosotros hacemos el amor, ellos son incapaces de ello. Son insensibles, no tiene sentimientos y carecen de alma. Ellos follan, joden, se mean y se cagan encima de sus víctimas, atan, fustigan, queman con cigarrillos, penetran por todos los orificios pero sobre todo sodomizan, someten, buscando siempre el límite de lo prohibido, del dolor, del terror, del horror. Eso es lo que les pone. Las elites necesitan algo especial, diferente, que les haga sentirse por encima de nosotros, esos seres inferiores, esa chusma sumisa a los que usan y desprecian. Y sobre todo necesitan algo que les dé sensación de PODER ABSOLUTO sobre otros seres.  Y no hay mayor poder que matar a alguien haciéndolo sufrir hasta lo indecible.

El satanismo es la mejor definición del MAL.

Y el que se atreva a destaparlo correrá el riesgo de desaparecer.

Los satanistas cuentan con la misma poderosa red de complicidad en todas partes: policías que amenazan a los denunciantes, fiscales que encubren a los verdugos, jueces que archivan los casos una y otra vez, medios de comunicación que apoyan con todo su poder y políticos que persiguen a cualquier persona que se atreva a denunciar los crímenes y sus autores. Paradójicamente, cuando se quieren quitar del medio a alguien que les puede tirar el chiringuito, habilidosos hackers de los servicios de inteligencia insertan documentación de pedofilia en el ordenador para llevar  al molesto delator a la cárcel donde, con suerte, a lo mejor no es asesinado o infectado con un cáncer fulminante, como ocurrió con Marcel Vervloessem o con  Aimée Ingeveld, la valiente ciudadana belga que mandó a todos los parlamentarios belgas la lista de 500 nombres de la red de pedofilia en la que aparecía hasta el hermano del Rey de Bélgica.

Es decir que cuando es un don nadie el pedófilo en pocos meses está en la cárcel con una larga condena, en cambio cuando las investigaciones señalan a magistrados, políticos, empresarios, policías e incluso sacerdotes, entonces todo acaba en agua de borrajas, los jueces se inhiben, las pruebas desaparecen y los testimonios son insuficientes… Desde Washington a Bruselas pasando por Benicarló o Toulouse aparece que los satanistas son los que más poder tienen en nuestra sociedad, es más, SON EL PODER.

Podemos seguir viendo la serie de la Duquesa de Alba, podemos ir al cine, al fútbol o a fumarnos un peta. Podemos seguir denunciando el mercurio del pez espada o el calentamiento global. Pero la realidad es esta, y es insoportable. Porque el satanismo de las elites es posible gracias a la colaboración de cientos, miles de personas que por miedo, por dinero o por asegurarse un puesto en la estructura, van a colaborar a este horror.

En relación al satanismo, la pedofilia solo es un pequeño e insulso aperitivo. Un altísimo porcentaje de niños son violados en todo el mundo por sus familiares o personas cercanas como educadores, vecinos… Estos abusos destruyen el equilibrio emocional de los niños (aunque me consta que existen casos en que la pedofilia es vivida por el menor como una experiencia deseada, como me confiaron varias personas).

En cualquier caso,  el satanismo tiene otra dimensión, porque es un ritual que persigue el placer de lo prohibido en sus más inconcebibles extremos: la muerte de la víctima.

Desde Washington a Houston (Caso Franklin) pasando por París (Affaire Coral, Dossier Zandvoort..), Toulouse (Charles y Diana hijos del Magistrado Roche), Bruselas (CAso Dutroux) o Castellón, Benicarló (Bar España) , todos los testigos y testimonios siguen el mismo camino: el que se atreve a denunciarlo puede ser destituido, perseguido por la justicia, amenazado, encarcelado, desaparecido o directamente asesinado. El médico belga Serge Tueche ha sido expulsado del Colegio de médicos por haber difundido una lista de pedófilos de la Universidad ULB.

Mientras, las víctimas y sus familiares que se atreven a hablar son tratados de mentirosos, incluso han ido a la cárcel como ocurrió con la joven Alisha Owen, del caso Franklin quien, por no retirar sus acusaciones de haber sido una esclava sexual durante años, pasó 15 años en la cárcel y dos en aislamiento total.

El satanismo es un ritual sádico erótico, completamente desconocido por la población que vive dormida en el sueño del Corte Inglés, sin embargo ha sido y sigue siendo practicado por las elites en sociedades secretas, quienes realizan estos rituales con el propósito de alcanzar otros niveles de conciencia a través del sufrimiento extremo.

Someten a sus víctimas a la violación, la lenta tortura y la muerte, que suelen filmar en snuff movies para su posterior venta a precios inasequibles, reservados a las mismas élites. Jóvenes víctimas que han sido testigos de dichas ceremonias han descrito que los niños sacrificados suelen ser niños inmigrantes o sin familia, por lo que los mayores proveedores son los centros de menores, centros de deficientes psíquicos y orfanatos, es decir establecimientos estatales, y esto es posible gracias a la colaboración de los directores y educadores de los centros, así como de los médicos o de los jueces de menores. Según estos testimonios, los niños son atados, quemados con cigarrillos, sus ojos pueden ser reventados, el arma utilizada puede ser una pistola pero también en ocasiones un cuchillo eléctrico que permite ir recortando el cuerpo para prolongar el sufrimiento. Rajar el pecho con una espada para poder sacar el corazón también gusta por tener connotaciones artúricas… El desollamiento y el empalamiento también son practicados.  Es curioso como encontramos una extraña similitud con los cuadros de los santos mártires de las iglesias católicas.

Su existencia en todos los continentes es conocida por los servicios secretos e investigadores, pero negada a la opinión pública, que prefiere seguir creyendo en Papá Noel y en que los que gobiernan pueden ser ladrones, pero jamás asesinos de niños a fuego lento. Para la mayoría de la población, eso es cosa de salvajes y sólo ocurre en países primitivos o en tiempo de los Incas y los Mayas.

BÉLGICA

Recientemente el diputado belga Laurent Louis ha sacado a la luz en el parlamento estas prácticas que salpican al primer ministro Elio di Rupo,  ministros, altos magistrados  y mandos policiales, médicos forenses y hasta el hermano del rey de Bélgica. Por estas declaraciones, se ha iniciado un proceso judicial y ha sido privado de la inmunidad parlamentaria. 

FRANCIA

El DossierZandvoort con 8600 fotografías de niños abusados, algunos bebés de 2 años, fue enviado por la policía holandesa a la justicia francesa y ésta prefirió mirar para otro lado. Cuando al final las fotos fueron publicadas,  81 niños fueron reconocidos por sus familiares pero después de minimizar, ridiculizar a los familiares y decirles que se habían equivocado, el dossier fue archivado y no se investigó. El que apoyó la difusión del Dossier,  Marcel Vervloessem, acusado de pedófilo, claro, acabó en la cárcel en la que pasó varios años después de sobrevivir a varios cánceres.

Pero en Francia, últimamente son Charles Louis Roche y su hermana Diane,  los hijos de un magistrado, quienes han realizado un espectáculo titulado Fils deJuge (hijos de juez)  en el Teatro de la Main d’Or del cómico Dieudonné. El padre confesó a sus hijos que era miembro de estas sectas y en tres reuniones les contó cómo se organizaban estos rituales, dónde y quién participaba. Al poco tiempo, murió. Ahora sus hijos están dando a conocer estas prácticas que permiten comprender la inexplicable desaparición, cada año, de  miles de niños y adolescentes en todo el mundo.

La censura del espectáculo Le Mur del cómico francés Dieudonné tendría el fin  de castigarle por permitir se celebre este espectáculo en su teatro.

AUSTRALIA

El continente austral es históricamente una gran plataforma de pedofilia y satanismo. Recientemente, se ha creado una Comisión oficial para investigar el abuso y tráfico infantil en la que los denunciantes gozan de apoyo económico, judicial y psicológico.  Me  tiene un poco mosca que se anuncie como “Royal Commission” …. veremos qué hacen.

EEUU

En EEUU, el rabino Nuchen Rosenberg recibió en la cara ácido clorhídrico por haber denunciado   cómo, en un hammam de Brooklyn,  delante de él, un viejo rabino estaba sodomizando a un niño de 6 años sin el menor escrúpulo, como si fuera algo completamente habitual.

El ya citado Caso Franklin de los años 80 permitió reforzar la protección a las redes pedosatanistas. Estas prácticas han sido descritas con todo detalle por esclavas sexuales MKUltra, como Cathy O’Brian, entre otras, señalando a Hillary Clinton como una mujer que estaba muy excitada al ver su sexo mutilado.En su conferencia describe los rituales de sexo y tortura en términos muy semejantes a las niñas francesas de este otro testimonio anteriormente citado.

En esta entrevista, Jenny Hill narra su vida como víctima del programa MK Ultra de la CIA. Este programa de manipulación mental se desarrolló a partir de la llegada de los psiquiatras nazis en los EEUU en 1945 con el Proyecto Paperclip. Los expertos nazis en manipulación mental habían descubierto con sus experimentos que sometiendo a la víctima a una miedo y dolor atroz, su personalidad se desdoblaba en múltiples personalidades que permitían manipular a esas personas con gran facilidad para convertirlas en hábiles y discretos asesinos de los servicios secretos. 

Hollywood está totalmente infiltrado por este pedosatanismo: el padre de Nicole Kidman, el psiquiatra Antony  David Kidman y John Gittinger de la CIA,  han sido señalados por testigos, como Fiona Barnett, de ser uno de los mayores especialistas en estas técnicas  de control mental por medio de la violación reiterada y la violencia extrema.

En cuanto a ESPAÑA, todo es más cutre, como siempre. 

Invito al lector a buscar en la red pues hay mucha información al respecto. Bastará escribir Niñas de Alcasser, Crimen de Alcasser, Juan Ignacio Blanco, Bar España y ahí sale todo para el que lo quiera saber. Aquí se repite lo que se da en los otros países: investigación bloqueada, aparece un cinta de vídeo en la que se reconoce a cuatro personas que es entregada al Ministerio del Interior y que desaparece misteriosamente, informes forenses que se ignoran, familiares acosados. periodistas amenazados de muerte como Juan Ignacio Blanco,  Antonio Herrero que muere en extrañas circunstancias justo después de haber hablado del tema Alcasser en su programa.. Pero también varias personas que aparecen en el vídeo ya no viven, murieron de cánceres fulminantes…. Y todo esto con la colaboración de altos mandos policiales, altos magistrados, políticos, jueces, medios de comunicación oficiales…. hasta dicen que el psiquiatra de Felipe González, que aparecía en el snuff movie y ya ha muerto, le recomendó que participara en uno de estos rituales para desbloquear el estrés que le tenía destrozado.

Recientemente, el Ministerio del Interior ha puesto en marcha un número de asistencia a niños desparecdidos. El número escogido es

900 300 330

¿No había otro número disponible?

Para cualquier persona mínimamente informada de la simbología de los números el mensaje es claro: detrás de ese número están los más altos grados de la Masonería.

Ya está bien de estar ocupados con las polémicas en laSExta  entre Espe y Pablito. No hay excusas. Hay que decirlo, hay que saberlo.

Es difícil imaginar cuánta crueldad y sicopatía hay debajo de estos sombreros, sonrisas y uniformes.

NADA ES LO QUE PARECE

Estamos en manos de asesinos sanguinarios de niños, violadores, caníbales. Tienen su chiringuito perfectamente montado porque son los jefes de la mayor agencia de inteligencia del mundo y mayor proveedor de drogas del mundo: la CIA. Disponen de enormes cantidades de dinero con las que pueden sobornar a cualquier mando intermedio, contratar los servicios de los mafiosos y asesinos a sueldo, por lo que se sitúan por encima de la Ley.

Si alguien se les resiste o intenta denunciarles le hacen la vida un turrón.

¿qué podemos hacer nosotros?

Para empezar, dejar de cerrar los ojos porque es un tema molesto y desagradable. Difundir esta información por las redes sociales, en nuestro entorno,

 sin miedo al ridículo, sin miedo a nada.

Sólo la luz puede vencer tanta oscuridad, por eso las víctimas están dando un paso al frente para que cese de una vez esta gran mentira.

Ya estamos viendo sus frutos: el jefe de los Jesuitas Adolfo Nicolás Pachón,  acusado de pertenecer a estas redes  y también conocido como el Papa negro, ha dimitido.

Y la presión sobre el Papa Francisco sigue el mismo camino.

Estemos alertas

Van a pasar cosas

 

Publicado en Artículos | Deja un comentario

LOS IMPÍOS GRITAN: «NO QUEREMOS QUE JESUCRISTO Y SU IGLESIA REINEN SOBRE NOSOTROS»

“Satanás combate en todas partes y en todas partes intenta eliminar lo sobrenatural”. (R. P. Denis Fahey)

El ser entero de este puro espíritu, toda esa incansable energía, de la cual nosotros, pobres criaturas de músculos y nervios, no podemos hacernos una idea; adecuada, está, siempre y por todas partes, dirigida contra la sumisión sobrenaturalmente amorosa a la Santísima Trinidad.

Nosotros cambiamos de parecer y tenemos necesidad de descanso y de sueño. No le ocurre lo mismo a Satanás. Toda su espantosa energía está dirigida, sin cesar, con el más infatigable encarnizamiento, contra la obra de salvación y de restauración del Verbo hecho carne.

Hemos visto que el resultado de tal revuelta era, sobre el plan de las ideas, el naturalismo.

Desde el punto de vista en que ahora nos situamos, el de un combate más concreto, podemos observar que los ataques del infierno tendrán, primeramente, como objetivo la humanidad en general, en cuanto privilegiada del Amor divino; seguidamente el orden cristiano más estrictamente considerado, y en fin, la Iglesia Católica, más directamente vulnerable en sus miembros, laicos o sacerdotes. Los sacerdotes, sobre todo, serán el objeto del odio infernal, no solamente porque son cristianos por excelencia, sino porque son los hombres de la Misa.

La Misa es, en efecto, la renovación del sacrificio del Calvario por el cual la humanidad se reconcilia con Dios, con lo que el orden inicial se encuentra de esta forma restablecido por una unión nueva, en cierta manera, de lo natural y de lo sobrenatural: unión que habían destruido y como rechazado nuestros primeros padres.

“El olvido de esas verdades fundamentales -escribe el R. P. Fahey- hace difícil a las gentes, que no leen más que los periódicos y frecuentan el cine, comprender- el odio a la Misa y al sacerdocio mostrando por la Revolución, masónica o comunista, en España, en México o en otras partes. La formación dada por Moscú no basta para justificarlo…”

De todas maneras, no huelga saber distinguir lo que Satanás buscaba con la crucifixión de Nuestro Señor y la finalidad que persigue ahora, al provocar y dirigir los ataques contra los que celebran Misa y los que a ella asisten.

“Satanás movió a los jefes del pueblo judío a desembarazarse de Nuestro Señor; pues tenia conciencia de la presencia en el hombre Jesucristo de una excepcional intensidad de esa vida sobrenatural que detesta; pero, ciertamente, no quería y no pensaba entrar en el orden del plan divino de la Redención. Su orgullo no le permitió comprender el misterio de un Amor que llegaba hasta la divina locura de una inmolación en la Cruz. Los demonios no sabían, en efecto, que el acto de sumisión del Calvario significaba el retorno al orden divino por la restauración de la Vida Sobrenatural de la Gracia para el género humano”. [1]

San Pablo insiste que si (los demonios) “lo hubiesen sabido, no habrían nunca crucificado al Señor de la Gloria” (1 Corintios, 11, 5). Y explica Santo Tomás de Aquino: ”Si los demonios hubiesen estado absolutamente ciertos de que Nuestro Señor era el Hijo de Dios y si hubieran sabido de antemano los efectos de Su Pasión y de Su Muerte, nunca hubieran hecho crucificar al Señor de la Gloria”. [2]

Pero, si bien los demonios comprendieron demasiado tarde el sacrificio del Calvario, están, por el contrario, perfectamente enterados de la significación de la Misa. Ahí se adivina su rabia. Todos sus esfuerzos van dirigidos para impedir su celebración. Pero, no pudiendo terminar totalmente con este acto único de adoración, Satanás intentará limitarlo a los espíritus y a los corazones del menor número posible de individuos…

Y esta lucha continuará hasta el fin de los tiempos.

De esta forma se comprenden las apremiantes recomendaciones de los Apóstoles y de los Santos para ponernos en guardia contra Satanás y sus demonios. Conocemos la fórmula de San Pedro sobre el león rugiente buscando a quien devorar. San Pablo, por su parte, no temía escribir a los Efesios:

“Vestíos de toda la armadura de Dios para que podáis resistir a las insidias del Diablo, que no es nuestra lucha contra la carne y la sangre, sino contra los principados, contra las potestades, contra los dominadores de este mundo tenebroso, contra los espíritus malos de los aires. Tomad, pues, la armadura de Dios para que podáis resistir en el día malo, y, vencido todo, os mantengáis firmes” (Efesios, 6, 11-13).

Cuando se ha comprendido el sentido y el alcance de esta lucha, cuando se conoce el plan de universal restauración realizado por Jesucristo y su Iglesia, aparece inevitable que Lucifer y todo el Infierno con él se encarnicen en hacer fracasar este plan y que a la catolicidad (entiéndase: a la universalidad) de la salvación operada por la acción sobrenatural de la Gracia, Satanás busque oponer la negación de un universalismo puramente natural, del cual el Señor de la Gloria sería expulsado y en el cual la obra de la redención estaría neutralizada, anulada.

Pero… “ad orto solis úsque ad occásum… im omni loco sacrificátur et offerétur Nómini Meo oblátio munda…” (“Desde el Levante hasta el Poniente, en todas partes, he aquí que sacrifican y ofrecen a Mi Nombre una oblación pura…”)

Esta frase del profeta Malaquías indica, por el contrario, el orden divino.

JEAN OUSSET (Tomado de su libro “Para que Él reine”)
NOTAS

[1] Como observa San Agustín, “Cristo no ha sido conocido por los demonios más que en tanto que lo ha querido. Cuando Él creyó conveniente ocultarse un poco más profundamente, el prín­cipe de las tinieblas dudó de Él y Lo tentó incluso para saber si era verdaderamente Cristo, el Hijo de Dios” (“La Ciudad de Dios”, IX, 21).

[2] Cfr. Suárez (tercera parte: dio. Thomae, cuestión XLI; art. 1, co. III): “Sobre todo para saber si era el Hijo de Dios se acercó el demonio a Jesucristo para tentarlo”. Sus primeras palabras manifestaron su pensamiento: “Si eres el Hijo de Dios…

Publicado en Artículos | Deja un comentario

¡EL INDEX!

Ya comentamos en el pasado, de modo indirecto, sobre el significado que tenía la inclusión de una obra en el «Índice de los libros prohibidos». La reciente lectura de algunas páginas nos mueve a volver sobre el tema para hacer precisiones adicionales.

  1. ¿Qué era el Index?

«El i. de libros prohibidos es el catálogo de los libros que la Sta. Sede ha condenado como perjudiciales para la fe o la moral y de los cuales, salvo especial dispensa, se prohíbe tanto la lectura como la posesión (v. Libros prohibidos). Es necesario por tanto que haya una guía, ya que muchas veces no basta tener un a conciencia recta e ilustrada para descubrir el error, sino que se precisa una autoridad que por su rectitud y ciencia esté en condiciones de dirigir las inteligencias y los corazones.» (Palazzini-Roberti)

  1. ¿Qué significaba la inclusión de un libro en el Index?

2.1. Significado moral para los fieles.

«La Iglesia obra con suma prudencia en esta cuestión. Un libro no se pone nunca en el í. si antes no ha sido cuidadosa y profundamente examinado por varios hombres doctos en la materia de que trata el libro. […] Por lo cual podemos tener la certeza moral de que un libro es malo o al menos peligroso cuando se le incluye en el í. El juicio de la Iglesia es para un cristiano no sólo una advertencia, sino también un precepto al que debe obedecer todo fiel…» (Palazzini-Roberti).

Aunque parezca una obviedad, cabe señalar que la inclusión de un libro en el Index no era de suyo extensiva al resto de las obras de un autor sino una disposición para tal o cual libro concreto.

2.2. Significado respecto del autor y su obra.

«La prohibición de un libro no constituye de suyo una nota personal de infamia o reproche contra el autor, ni siquiera propiamente un juicio sobre el mérito intrínseco del libro; sino solamente una conclusión práctica sobre el peligro que de él se teme que pueda deducirse razonable y directamente para los fieles. Por esta razón la buena fama del autor y su ortodoxia no quedan comprometidas, cuando él cumple con su deber sometiéndose.» (Palazzini-Roberti).

  1. ¿Un «juicio» sin derecho a la defensa?

«No es, por lo tanto, ni siquiera contra la justicia o el derecho proferir este juicio sin interrogar al autor y sin oír sus explicaciones; ni esto se puede comparar con la condena de un acusado sin escucharle, ya que no se pronuncia un juicio sobre el autor, sino sólo sobre el libro y sobre el efecto que puede producir en el ánimo de los lectores. Por la misma razón no se notifica al autor la sentencia, ni se publican los motivos, ni se citan los pasajes objeto de la condena.» (Palazzini-Roberti).

  1. La simple inclusión era una medida revisable.

«Como puede verse en Acta Apost. Sedis, generalmente cuando el Santo Oficio prohíbe un libro suele mandar que se le incluya en el índice.

Según advierte V. MARTÍN [Les congrégations romaines. Chap. 2, p. 46. París, 1930] la simple inscripción en el índice, sin calificación doctrinal, no implica necesariamente que una obra sea mala en sí. Tal medida puede obedecer a que por circunstancias pasajeras resulte perjudicial su lectura; y una vez desaparecidas aquéllas, no habrá inconveniente en dejarla circular. De hecho, en varias ocasiones el Santo Oficio mandó retirar del índice algunas obras, que antes había incluido en él por razones de prudencia.» (Alonso Morán OP, Sabino. La prohibición de libros. En: Revista Española de Derecho Canónico (1959), nº 40, p. 11).

 

Publicado en Artículos | Deja un comentario

SUICIDIO ASISTIDO

ANIMALES DE COMPAÑÍA

Perdido el sentido de la vida como don y como ofrenda, instaurada una engreída (a la par que frustrante) exaltación de la fortaleza y la salud que proclama que la única vida digna es aquella liberada de sufrimientos, parece llegado el momento de legalizar el suicidio asistido.

Los partidarios de esta legalización fundan sus vindicaciones en la voluntad soberana del individuo, que es quien determina los confines de su propia vida. Habría que empezar diciendo que ningún individuo, por sí solo, es soberano; pues la soledad es el estado más servil y dependiente que uno imaginarse pueda; y sólo completándose en otros puede uno llegar a ser medianamente independiente. Pero es que esta afirmación, referida al suicidio asistido, resulta doblemente falsa. Pues, lejos de ser una expresión de la voluntad soberana del individuo, el suicidio asistido exige una relación entre dos sujetos -quien desea morir y quien lo auxilia-, en la que uno de ellos impone su voluntad sobre el otro. O bien el enfermo convierte al médico en un instrumento de su designio; o bien el médico suplanta la voluntad del enfermo, arrogándose la capacidad decisoria para quitarle la vida. Legalizar el suicidio asistido no equivale, pues, a reconocer un supuesto derecho a disponer de uno mismo, sino a más bien un derecho a disponer del prójimo. Y equivale, desde luego, a imponer a los médicos una función que es exactamente la contraria a la que han desempeñado durante milenios.

Y, además, se trata de un derecho discrecional, pues a la postre quien asiste al suicidio, además de disponer de una vida ajena, se inviste de una capacidad valorativa más que discutible. A veces, incluso, podrá ‘valorar’ conforme a criterios malignos rebozaditos de emotivismo (como esos médicos y enfermeras dementes que de vez en cuando dan matarile a sus pacientes, porque les da penita que sufran tanto). Pero mucho más frecuente será que ‘valoren’ con criterios nada criminales, más bien soportando presiones insuperables (el médico que necesita con urgencia donaciones de órganos o camas libres en su hospital, pongamos por caso) o defendiendo posiciones ideológicas (pues, en un mundo tan ideologizado como el nuestro, también los enfermos y sus postrimerías pueden convertirse en bandera encontrada). Y, junto al médico acuciado por penurias sanitarias o el médico ideólogo, toda una cohorte de familiares, deudos y allegados con anhelos inconfesables, para quienes el enfermo puede haberse tornado demasiado oneroso, demasiado costoso, demasiado insoportable, demasiado longevo (¡y quieren heredar!). Familiares, deudos y allegados con anhelos inconfesables que, aprovechándose del decaimiento del enfermo, podrían insinuar la idea del suicidio. Allá donde las peticiones de suicidio asistido se atienden acaban finalmente ‘suscitándose’ otras; pues, una vez hecha la ley, siempre hay vivos que elaboran la trampa (y a veces, incluso, son el mismo).

¿Y qué decir de la voluntad del enfermo que quiere suicidarse? ¿De verdad es tan soberana como se pretende? Casi siempre, la persona que desea morir está anegada de dolor. De veras se puede defender seriamente que su voluntad no está viciada? Muchos enfermos son víctimas de neurosis, depresión, ansiedad, abulia y otros trastornos ligados a sus padecimientos. ¿De veras también las suyas son voluntades soberanas? Se afirma que esta situación tan peliaguda y ambigua se arreglaría con el llamado ‘testamento vital’. Pero lo que uno ha afirmado cuando veía la muerte desde la barrera, con arrogancia y lejanía, tal vez no sea lo mismo que uno piensa cuando se enfrenta encarnizadamente a la muerte y ansía vivir, pero ya no puede decirlo. ¿Por qué hemos de presumir que, por ejemplo, el enfermo de alzhéimer sigue pensando lo mismo sobre su muerte que la persona sana que la decretó en un momento pasado?

En el fondo de este debate están el irracionalismo y el emotivismo urdiendo su brebaje. Pues en todo anhelo de muerte hay siempre una rebelión de hombres que creyeron poder disfrutar de una vida sembrada de delicias; y que, al cabo, se encontraron con una vida regada de sufrimientos. A veces, ciertamente, crudelísimos; pero para que un sufrimiento nos desespere debe contar antes con la levadura de una desesperación prexistente. O con la desesperación que nuestra época nos ha instilado. No en vano Lacan decía que «la mirada del otro nos constituye». Y, una vez que nuestras vidas individualistas ya no están constituidas por la mirada del otro, sólo nos queda rezar para que ese otro nos mate, o siquiera nos ayude a morir.

 

Publicado en Artículos | Deja un comentario

VERDADES Y MENTIRAS SOBRE LA TRANSEXUALIDAD

 QUÉ DICE EXACTAMENTE LA CIENCIA

¿Tienen los niños pene y las niñas vagina como pone en duda Cifuentes, Carmena, Arcópoli y quienes han atacan al autobús de HazteOir.org? No le demos más vueltas. Veamos lo que dice la ciencia médica al respecto.

Imagen de la película La chica danesa

Imagen de la película La chica danesa

No existe el tercer sexo. Sino dos únicos sexos: varón y mujer. Y el transexual, término que introduce en la Medicina el endocrinólogo norteamericano Harry Benjamin, se refiere a pacientes con patologías congénitas, pero no a la existencia de un tercer sexo. De hecho, Benjamin consideraba que la persona de sexo ambiguo debía ser tratada y corregida de acuerdo con la identidad de género predominante: o varón o mujer.

Pero con el tiempo, el término médico ha ido distorsionándose en manos de los colectivos LGTB hasta adquirir un significado social, cultural y política que poco o nada tiene que ver con aquellos casos patológicos –por otro lado, sumamente excepcionales, como acredita la literatura médica-.

 

Resumimos en diez puntos lo que la ciencia dice al respecto.

  1. Las personas nacen varones y mujeres, no hay término medio.- Lo primero que constatan la Medicina (a través de la genética, urología, ginecología, pediatría) es que las personas nacen o varones o mujeres, no existe término medio. ¿Por qué?

Porque “la sexualidad humana es un rasgo biológico objetivo binario (…) La norma del diseño humano es ser concebido como hombre o como mujer”, así lo afirma el Colegio Americano de Pediatras. 

Y es binaria por definición porque su finalidad más elemental no es otra que la reproducción y crecimiento de la especie. Un principio evidente por sí mismo.

  1. No nacen niños con vulva y niñas con pene. Los primeros nacen con los atributos sexuales masculinos y las segundas con los femeninos. Así lo certifican urología, la ginecología y la pediatría.

Otra cosa es que posteriormente se operen los genitales, pero es científicamente inexacto decir que nacen niños con vulva y niñas con pene.

La identidad sexual es un hecho objetivo enraizado en la naturaleza específica de la persona, que abarca mucho más que los genitales

  1. Operarse no equivale a cambiarse de sexo.- Es preciso distinguir entre sexo (que es un concepto amplísimo que abarca lo psicológico y no sólo lo hormonal) y la genitalidad. Una persona puede cambiarse los genitales pero no el sexo. Porque la identidad sexual es un hecho objetivo enraizado en la naturaleza específica de la persona, que afecta a numerosos aspectos y no sólo a los niveles hormonales o genitales.

Eso significa que hay varones que se operan pero siguen siendo varones, pero sin el aparato reproductor masculino y mujeres que se operan pero sigue siendo mujeres, pero con atributos sexuales masculinos.

  1. Algunos padecen trastornos de ambigüedad genital, pero siguen siendo varones (ellos) y mujeres (ellas).- Existen trastornos de ambigüedad genital o anomalías de los cromosomas sexuales.

Se trata, por ejemplo, de la feminización testicular, llamada también Síndrome de Morris o síndrome de insensibilidad de los andrógenos.

Y se da la hiperplasia suprarrenal congénita, trastorno que afecta las glándulas suprarrenales, las cuales producen hormonas, como el cortisol, la aldosterona o  las hormonas sexuales.

Las niñas que tienen ese trastorno podrían nacer con genitales ambiguos. Es decir, que sus genitales pueden parecer más de hombre que de mujer. Pero no son de varón.

Eso no significa que en esos casos, los varones carezcan de testículos y pene y las hembras de sus órganos reproductores. Cada uno tiene los órganos reproductores propios de su sexo, pero pueden ser más pequeños de la normal, estar atrofiados o estar ocultos.

  1. Y además son estadísticamente poco relevantes.- Se trata de desviaciones de la norma sexual binaria, raros e infrecuentes: Pueden llegar a un caso de cada 99.000

Este tipo de trastornos son muy raros y aislados, como se puede comprobar en el catálogo de trastornos genéticos de Omin (Online Mendelian Inheritance in Man). Se trata de desviaciones (término médico sin connotaciones despectivas) de la norma sexual binaria, como quien nace con malformaciones congénitas. Pero numéricamente son muy excepcionales. Tanto que son estadísticamente poco relevantes (desde 1 caso por cada 1000 hasta 1 de cada 99.000).

Así, entre las anomalías de los cromosomas sexuales, como por ejemplo el síndrome de kinefelter 48, XXXY (infertilidad y testículos atróficos) la incidencia es de 1 por cada 25.000 varones; o el hermafrodistimo verdadero (es decir que son cromosómicamente mujeres pero fenotípìcamente varones) la incidencia es de 1 por cada 20.000.

En el caso de las mujeres, tenemos el síndrome de Swyer, una disgénesis gonadal por la que  no llegan a desarrollar características femeninas secundarias, y  la incidencia es de una cada 20.000.

Y respecto a la mencionada feminización testicular, anomalía en los genes que intervienen en el desarrollo sexual, la incidencia llega, según algunos autores, a 1 por cada 99.000 varones.

Otras anomalías son tan excepcionales que los rarísimos casos que se han dado no son suficientes para elaborar estadísticas: como el pseudohermafroditismo masculino (técnicamente hipospadia seudovaginal perineoscrotal) o la hipoplasia de las células de Leydig.

Cuadro de Adán y Eva

Cuadro de Adán y Eva

  1. Las intervenciones quirúrgicas en los casos de ambigüedad sexual no son para cambiar de sexo, sino confirmar el sexo dominante.- No es lo mismo operarse porque alguien dice que se siente varón en cuerpo de mujer o viceversa (es decir no por problema físico sino psicológico) que operarse para reconducir una sexualidad ambigua. Es el caso de quienes nacen con hiperplasia adrenal congénita (una variante de la cual es el síndrome de insensibilidad andrógena), los que sufren mosaicismo, quimerismo u otra causa congénita de identidad sexual mixta.

En estos casos la cirugía sirve para confirmar a una persona en el sexo “dominante” y, por lo tanto, para  corregir una condición patológica. En puridad, eso no sería cambiar de sexo sino más bien confirmar lo que era originariamente ambiguo.

  1. La disforia de género es otra cosa: es un problema psicológico, no físico.- Es cierto que determinadas personas dicen identificarse con el otro sexo, pero ese no es un problema genético o físico, sino psicológico.

De hecho, siguen siendo varones y mujeres, porque nadie nace con un género, sino con un sexo biológico. El género (la conciencia y sentimiento de uno mismo como hombre o mujer) es un concepto sociológico y psicológico, no un concepto biológico objetivo.

En esos casos se puede hablar de disforia de género. Un trastorno psicológico recogido en el Manual de Diagnósticos y Estadísticas de la Asociación Americana de Psiquiatría. Pero ellos tienen pene y ellas vagina. Y su problema no se soluciona sometiéndose a tratamiento hormonal o pasando por el quirófano.

Paul R. McHugh

Paul R. McHugh

En unas declaraciones a Actuall, el catedrático de Genética, Nicolás Jouvé señalaba que tal cosa “supone un abuso total” pues lo que hacen “las campañas de la Ideología de Género es tomar casos patológicos y además sumamente raros, para justificar la idea de que se puede elegir el sexo a voluntad, y para manipular a los menores y a los padres”

  1. Es un grave error hormonar a adolescentes que dicen ser transgénero.- Ese tipo de trastornos de disforia o de confusión de la sexualidad son transitorios y pueden remitir en la edad adulta, por lo que resulta contraproducente hormonar a púberes o adolescentes insatisfechos con su género.

La inmensa mayoría de niños y niñas que durante la infancia confunden su género, terminan aceptando su sexo biológico una vez pasada la pubertad. Hablamos del 98% de los varones y del 86% de las mujeres. Así lo subraya el Colegio Americano de Pediatras.

Resulta, por lo tanto, contraproducente someter a adolescentes a operación de cambio de sexo o la administración de hormonas sexuales como la testosterona  y los estrógenos del sexo opuesto, porque la confusión de género de la infancia se suele corregir después de la adolescencia.

No se les impone una dieta de reducción de peso a quienes tienen una percepción irreal de sí mismos, como los anoréxicos

Como subrayaba el profesor  Richard B. Corradi, (profesor de Psiquiatría de Cleveland) en un trabajo publicado en The Federalist, es contraproducente hormonar a esos adolescentes o someterles a cambio de sexo, del mismo modo que no se les impone una dieta de reducción de peso a quienes tienen una percepción irreal de sí mismos, como las que se creen obesas. Y de hecho, se diagnostica la anorexia como un trastorno psiquiátrico y se la trata apropiadamente con psicoterapia.

Y aún es más grave someter a estos tratamientos a niños preadolescentes cuyo pensamiento prelógico difumina los límites entre la fantasía y la realidad.

  1. El apoyo de los poderes públicos a la transexualidad equivale al “abuso infantil”.Así de tajante se expresa la doctora Michelle Cretella, presidenta del Colegio Americano de Pediatras.Estas son sus palabras: “cuando las instituciones académicas, médicas y otras de carácter público promocionan la toma de hormonas tóxicas y la extirpación quirúrgica de partes del cuerpo sanas como parte de la asistencia sanitaria para los niños acaban involucrados en el abuso infantil institucionalizado”.

El Colegio Americano de Pediatras publicó en marzo de 2016 una declaración que desacredita la ideología de género y recoge los datos científicos y médicos que muestran que transgenerar a los menores “daña a los niños”.

  1. Alentar el cambio de sexo puede abocar a los menores a un destino con graves riesgos de salud.– Es importante que los padres sepan que las tasas de suicidio son veinte veces mayores en los adultos que usan hormonas del sexo opuesto y/o se someten a una cirugía de cambio de sexo.

De forma que alentar el cambio de sexo en menores equivale a abocarles a un futuro con graves riesgos para su salud. Así lo advierte el Colegio Americano de Pediatras: muchos niños elegirán una vida “llena de hormonas cancerígenas y de productos químicos tóxicos nada recomendables para la salud”;  y muchos de ellos “elegirán la mutilación quirúrgica, innecesaria, de partes de su cuerpo perfectamente sanas en su juventud”

 

 

Publicado en Artículos | Deja un comentario

OBAMA ¿ PARTE DEL CLUB PEDÓFILO?

Para entender lo que viene a continuación hay que saber primero qué es el  PizzaGate. La guerra de la desinformación ya ha empezado en los medios encubridores del escándalo. Cuando uno busca en Google ” #PizzaGate El País”, se nos remite a un artículo intrascendente sobre las pizzas de DIA% de junio de 2015, fecha en la que no existía dicho hashtag. Lo que significa que hay personas en el diario El País trabajando  para emborronar las pistas e impedir que el público se informe.

Antecedentes

Tres días antes de las elecciones, Assange/Wikileaks desveló los Podesta Emails que implican a los Clinton y a sus más allegados amigos y asesores en una red organizada de tráfico de niños para rituales pedófilos y satánicos. El asunto se conoce como Pizzagate debido a que el epicentro de la red son dos pizzerías situadas cerca de la Casa Blanca: Comet PingPong  Pizza y Besta Pizza QUE SIGUEN ABIERTAS, y de donde, con ayuda de la policía del Distrito Federal, han echado a algunos periodistas que se han acercado a ver qué está pasando ahí.

Los focos han estado  puestos en los hermanos Podesta, y en sus colecciones de arte satánico, pero los correos también implican a Obama en dicha red, puesto que ha sido cliente de Comet Pizza y su director Jimmy Alefantis ha ido varias veces a la Casa Blanca. Aquí una foto colgada por Alefantis en su Instagram mostrando a Obama jugando al ping pong con un niño en los sótanos de la Casa Blanca

Resultado de imagen de obama pingpong alefantis

Los textos de los correos filtrados aluden insistentemente sobre la comida que es en realidad un código – pizza (niñas), cheese (niña pequeña), hotdog (niño), pasta (niño pequeño) … la lista es larga-. Ya el FBI desclasificó un código de símbolos con los que los pedófilos pueden reconocerse y comunicarse a escala internacional.- Simbolos que encontramos en los logos y flyers de ambas pizzerías.

Resultado de imagen de pedophile code symbols

Resultado de imagen de comet pizza pedophile symbol

El logo de Comet Pizza son las dos raquetas unidas emulando el símbolo de los dos corazones.

La multinacional de los helados Frigo  ostenta descaradamente que es un nido de pedófilos. Además, ice-cream (helado) en el código pedófilo significa chapero/prostituto masculino.

Resultado de imagen de frigo logo

Hacía meses ya que Assange anunciaba que tenía en su poder correos que acabarían con Hillary Clinton. Pero no por nada es un agente entrenado, sabe medir los tiempos y sabía que debía hacerlos público sólo unos días antes del 8 de noviembre, para que los medios de desinformación oficiales no tuvieran tiempo de reaccionar antes de las elecciones.

El lado OCULTO de OBAMA sale a la luz

Resultado de imagen de obama hot dogs

El Pizzagate también ha implicado a Barack Obama. En un mail de  Fred Bruton podemos leer que Obama pagó 65.000$ de dinero público para una fiesta a la que trajeron  en avión desde Chicago pizza y hotdogs…. y pregunta Fred Burton “Usamos los mismos canales?” 65.000 $ en pizzas y perritos calientes traídos desde Chicago en avión  ¿?¿?¿? ¿Hacen falta canales especiales para llevar pizza y hotdogs en avión desde Chicago? ¿todavía hay alguien que cree que están hablando realmente de pizzas?

En este otro intercambio, el cocinero Bourdain preguta a Obama: “¿Es aceptable el ketchup sobre un hotdog?” Y Obama contesta: “No, quiero decir… no es aceptable pasada la edad de los 8 años.” ¿por qué asociar los hotdogs con niños menores de 8 años? ¿qué significa “ketchup”?

En otro lugar hablaban de poner mucha”mostaza sobre los hotdogs”…

Obama  organiza fiestas con niños y niñas que trae en avión 

y paga con dinero público.

Nada nos puede asegurar que en España sea diferente.

‘Basta escribir Pizzagate en Google para darnos una idea del tsunami que han provocado estos correos desvelados. Más de 2.400.000  artículos y vídeos han sido lanzados al ciberespacio por los ciudadanos, principalmente estadounidenses,  en auténtico estado de rabia, de furia, de rebelión, mientras en España Muchos acaban de descubrir lo que ya dijimos muchos hace años:

“Las elites que nos gobiernan son pedófilas y satanistas. 

Roban niños, los violan mientras los torturan hasta lo indecible, 

los matan, se beben su sangre y los descuartizan. Cuentan con la protección de jueces de menores pedófilos, policías pedófilos, médicos pedófilos, centros de menores gestionados por pedófilos, ONGs de tráficos de niños….  

La misma red de proveedores se deshace de sus cuerpos, ellos son los obedientes ejecutantes que  dan con sus huesos en la cárcel  cuando algún caso sale a la luz”

BIENVENIDOS A LA REALIDAD

Hasta que la mayoría de la población no sepa esto seguiremos en este mundo de    mentiras guerras venenos abuso de poder dinero falso esclavitud Difunde el PizzaGate

Todos debemos debemos saberlo

 

Publicado en Artículos | Deja un comentario

DE CÓMO EL GRANDÍSIMO HEREJELUTERO APRUEBA LA BIGAMIA

Resultado de imagen para DE CÓMO EL GRANDÍSIMO HEREJELUTERO APRUEBA LA BIGAMIA

Siete sacramentos. Matrimonio” (1637-1640). Nicolas Poussin

Esta es la verdadera historia de cómo el grandísimo heresiarca Lutero, habiendo abandonado la única y verdadera Iglesia para formar una falsa congregación, no dudó en usar de la mentira y de la falsificación de la doctrina de Cristo, incluso aprobando el pecado nefando de bigamia, para conseguir sus fines. De él nace la aprobación del divorcio, despreciando la doctrina de Cristo, en las sectas protestantes, y hasta la poligamia de las sectas más modernas que beben de sus principios, entre los que se encuentra la ‘sola escriptura’. Tras leer este estudio ampliamente documentado, más cabe afirmar que la Católica es la única y verdadera Iglesia de Cristo. Y, a la vez, rechazar este falso ecumenismo que los malos pastores practican desde la misma Roma y alaban sin caérseles la cara de vergüenza, en lugar de llamar a la conversión a la Iglesia Católica a los protestantes, y esas intenciones perversas cuya cabeza visible representa el cardenal Kasper, tras el que se esconden otros capelos, y algún porteño que gusta de presumir sus gastados zapatos…

El doble matrimonio del langrave Felipe de Hesse.

De cómo el grandísimo hereje aprueba la bigamia.

Este articulo está tomado íntegramente de la gran obra “Martín Lutero. Su vida y su Obra”. Escrito por el erudito R.P. Hartmann Grisar, S.J. Profesor de la Universidad de Insbruck. Edición digital de Mater Castissima, hoy desaparecida por ataque de los enemigos, y que era propiedad de Sofronio.

El gran hereje Lutero “se dejó llevar de pensamientos y combinaciones políticas, más bien que de la pura y franca verdad y de una íntegra conciencia”, según escribió el historiador protestante Julio Bohemer (63), quien añade: “en todo este asunto quedó patente la flojedad moral de Lutero”.

Martín Bucero se presentó el 9 de diciembre de 1539 en el domicilio de Lutero, en Wittemberg. Traíale una solicitud de Felipe de Hesse, en la que se pedía aprobación para el matrimonio que el landgrave se proponía contraer con Margarita. (41)

Los avences que realizó Bucero, de acuerdo con las instrucciones recibidas de Felipe, espantaron al Reformador y a su amigo Melanchon. Justificaba el landgrave de este modo su instancia: después de la vida poco edificante, hasta entonces observada, “obligábale la necesidad de su conciencia” a tomar segunda mujer, junto a la primera, que vivía aún, pero le disgustaba. Todo ello para evitar “el concubinato tan usado en otros días”. Solicitaba que, poco a poco, este nuevo casamiento se hiciese público, así como la autorización impetrada, a fin de que la segunda mujer no fuese considerada como “persona poco honorable”. Algo había en la petición de Felipe de Hesse que alarmó considerablemente a Lutero y a Melanchthon: la amenaza recurrir en caso de negativa, a la autoridad suprema del Emperador, o, en otros términos, que se proponía apelar a la más odiada y temible autoridad del más enconado enemigo del protestantismo, a fin de obtener el permiso para un acto contario a las leyes del Imperio. En suma: una traición a la causa protestante.

Definición de Landgrave:

Landgrave fue un título nobiliario usado normalmente en el Sacro Imperio Romano Germánico y después en los territorios derivados de éste, comparable al de príncipe soberano, aunque etimológicamente significa conde de un land, teniendo un deber feudal directamente con el emperador. Su jurisdicción se expandía en ocasiones a extensiones considerables, sin estar subyugado a un cargo intermedio, como duque  obispo o conde palatino. El landgrave ejercía derechos de soberanía; su poder de decisión era comparable al de príncipe.

El término apareció por primera vez en la Baja Lotaringia en 1086.

La forma femenina es landgravina; el cargo o el territorio gobernado por el landgrave es el landgraviato.

Lutero y  Melanchthon parecían haber admitido, antes de este suceso (42), justificando su parecer con algún texto del Antiguo Testamento, que lo autorizaba en casos excepcionales. El mismo Lutero había -según su propio testimonio- aconsejado un doble matrimonio, cuando, p.e., el esposo se lamentaba de que su compañera era una enferma incurable. Felipe de Hesse conocía estas soluciones excepcionales propugnadas por el innovador, y sabía, asimismo, que existía una propuesta de doble matrimonio para Enrique VIII de Inglaterra.

Todo ello fue elocuentemente esgrimido por Bucero en Wittemberg.

Pero los teólogos de Wittemberg guardaban aún la consciencia de que en la Nueva Alianza prohibía la poligamia el Fundador de la Iglesia. Melanchthon, v.g., había afirmado que debía considerarse como luz universal la palabra de Cristo: erunt duo in carne una.

Autorizar la publicación del segundo y doble matrimonio del landgrave era tanto como abrir la puerta a la poligamia. De ahí procedía la vacilación de ambos maestros de Wittemberg.

Examinese la historia y los preliminares de la petición del de Hesse. Repuesto apenas de una enfermedad venérea, merced al tratamiento aplicado por el Dr. Gereon Sailer, encaprichose Felipe de Margarita de Saal, de diecisiete años, hija de la camarera de su hermana, las duquesa Isabel de Sajonia-Richilitz. Obtuvo, ante todo, de la ambiciosa madre de Margarita la promesa de que ésta le sería entregada, pero a condición de que sería esposa verdadera del landgrave, esto es, princesa, y no una vulgar concubina. Este pacto repulsivo, era en buena parte, debido a la intervención de Juan Lening, cura de Melsungen, cartujo apóstata, cuya vida dejaba, así mismo, mucho que desear en el orden moral. Semejante proyecto matrimonial fue, por el contrario, muy mal mirado por la hermana del landgrave, la duquesa Isabel, quien se aprestó a oponer la posible resistencia, no ya por lo que pudiera ofender a la dignidad y a las públicas conveniencias, sino porque consideraba esa unión con la hija de su ama de llaves, cono una tacha en la familia principesca. Felipe de Hesse hablaba de las necesidades de su conciencia, que había de sonrojarse, al cabo de una vida desordenada; no pretendía, en realidad, sino enmascarar la pasión que le dominaba. Confió, pues, a su complaciente médico, Sailer, el encargo de exponer un pretexto al teólogo Bucero, emisario especial de su pleito cerca de los maestros de Wittemberg.

Bucero se resistió mucho, al principio- según escribe el doctor – mostrándose “duramente contrario”; pero acabó ofreciendo su mediación para no poner al landgrave en el trance de abandonar los intereses del protestantismo. Bucero, pues, aceptó las instrucciones que le fueron dadas por el príncipe, que tomó sobre sí, la misión de presentar en Wittemberg y de que conocemos el texto.

En los archivos del Estado de Margurgo se guarda asimismo el contexto de las respuestas formuladas por Lutero y Melanchthon (43)

Al siguiente día de la llegada de Bucero – 10 de septiembre- entregáronle ambos una decisión, adoptada y redactada a toda prisa. Trátase de un “testimonio, que así lo denominaron, en el que se afirma, sobre ambas firmas, que el matrimonio propuesto no es contrario a la voluntad de Dios, ya que puede haber sido inspirado al landgrave “por las inquietudes de su conciencia” (44). Los autores de este documento encargan que el matrimonio permanezca secreto, como el documento mismo, para evitar que la poligamia se generalice. Semejante pretensión contrariaba el deseo del landgrave, y estaba destinada a no sufrir efecto alguno, puesto que Felipe tenía el propósito de no ocultar nada.

“ Si V.A. está resuelto a tomar segunda mujer, estimamos que debe de hacerlo de modo secreto, como ya hemos manifestado con ocasión de la dispensa que solicitaba. No hay en ello contradicción ni escándalo considerable; porque no es caso extraordinario el de un príncipe que mantiene concubinas; el vulgo tomará a Margarita por una de ellas, y los más ilustrados dudarán. No debe importar excesivamente el qué dirán, con tal de que se halle en paz de conciencia. Este es nuestro parecer, y así podemos aprobarlo. A la cabeza del documento se encarece al Príncipe que permanezca fiel a la defensa de la nueva Religión y de apartarse por completo del partido del Emperador. Acaba con un ataque de Lutero contra el Emperador: “un hombre sin fe cristiana, que procura encender la perturbación de Alemania”. Los príncipes piadosos no deben tener nada de común con él.

Ya está visto: los dos teólogos de Wittemberg querían comprar el auxilio de Felipe para el protestantismo por medio de una benévola autorización del segundo matrimonio del landgrave soberano de Hesse con la jovenzuela Margarita, hija de una criada aprovechada de su hermana, la duquesa Isabel.

El príncipe elector Juan Federico de Sajonia era otro campeón de la causa; Bucero, enardecido por el éxito logrado, se trasladó cerca de él, portador del proyecto y el testimonio de los teólogos de Wittemberg, amén de algunos presentes del landgrave, con el fin de ganar su ánimo. Bucero había cuidado de recoger las firmas de los teólogos de Hesse para dar al “Dictamen” un prestigio mayor. Valiéndose de su elocuente palabra, obtuvo de Juan Federico la promesa de “prestar al asunto un concurso fraternal” (45)

Felipe tuvo en su poder el 23 de diciembre el “Dictamen” de los teólogos y la respuesta favorable del príncipe Elector. El dictamen iba suscrito por Lenin, Melander, Corvino y otros tres profesores.

El 4 de marzo, en Rotenburgo-sobre el Fulda-, celebrose el matrimonio, en la capilla del castillo, y en presencia de Bucero, Everardo von der Thann- que representaba al príncipe elector- y de otros varios testigos. De este modo, y asistido de los teólogos realizó Felipe de Hesse un acto que había de producir muy importantes consecuencias.

Instalóse la nueva princesa en el castillo de Wilhelmshöhe, para mejor guardar el secreto convenido; pero muy pronto pudo advertirse que era imposible ocultar los hechos consumados. Muchas personas estaban al corriente. Felipe, en acción de gracias, remitió a Lutero un tonel de vino, amén de un regalo para Khäte, y el alcalde de Lhra había revelado, en presencia de los campesinos, la procedencia y también el motivo del presente: “el príncipe se había casado por segunda vez: él; -el alcalde- lo sabía perfectamente”. Corrió la noticia entre las Cortes y la sociedad distinguida, propalada especialmente por la hermana del landgrave, que protestaba sin tregua contra aquel dispar casamiento, diciendo que tanto Lutero como Bucero no eran sino unos bribones redomados”. En la Corte ducal de Sajonia produjo la nueva profunda indignación. El mismo príncipe Elector empezó a temer la adopción de medidas que pudiera sugerir el caso al Emperador semejante escándalo, si el ruido llegaba a oírse en la Corte de Austria y en Roma. La Ley “Carolina” castigaba la bigamia con la pena capital.

Despertó el landgrave de su ensueño amoroso, en vista del descontento general, y comenzó a mostrarse dispuesto a un acuerdo con el Emperador y hasta – ¡increíble determinación!- con el Papa. Insistieron, del modo apremiante, Bucero y sus teólogos de Hesse, a los que se agregaron Schnepf, Osiander y Brentz, asegurándole que podía estar tranquilo en conciencia y abandonar toda vacilación, tanto más seguro que podía presentar públicamente a Margarita (Su verdadera esposa) como concubina y no como esposa; que en todo caso, se redactase un nuevo contrato en este sentido, en sustitución del de matrimonio suscrito en Rotenburgo: de este modo obligaría al silencio a todos sus adversarios de la Corte de Sajonia y de dondequiera. El landgreve se negó: “Dios-opuso- ha prohibido la mentira”. Por otra parte esperaba la salvación del Dictamen de Wittemberg.

Esta actitud fue conocida en Wittemberg, donde se dieron cuenta de lo penoso y difícil de la situación. Jonás escribió a Jorge de Anhalt, en 10 de junio de 1546: “ Melanchthon está abandonado y Lutero hondamente preocupado (46) Aún hubo de aumentar esa preocupación cuando el Reformador supo que también lo estaba su príncipe Elector, como se lo dijo, de parte del Soberano, el Canciller Brück, agregándole que se había dejado llevar harto lejos; que había de por medio una “princesa” y un joven landgrave, y que todo ello podía desembocar en poligmia. Lutero, entonces, ideó un expediente: considerar el “testimonio” famoso, como un consejo dado en confesión y amparado por el secreto confesional. Escribió a su príncipe que, aún en el caso en que el landgrave faltara a ese secreto él, Lutero, situándose en un punto de vista bíblico y como habiendo hablado en muy apremiante circunstancia, no tendría por qué sonrojarse si ese consejo llegaba a ser “conocido por el mundo entero”(47)

Sin embargo, temía la revelación. Es para mí –decía- poco honroso haber añadido, en su carta al príncipe Elector, que al exponer su Dictamen ignoraba que el requiriente había logrado hacer de la noble damisela de Eschwege una concubina: él no podría suponer que se tratase de una nueva princesa, esperando que el landgrave se limitaría a “guardar honorablemente en su casa una joven en matrimonio secreto, para las necesidades de la conciencia”, a la manera que él, Lutero, había aconsejado que lo efectuasen diversos curas y obispos, respecto de sus cocineras y amas respectivas.

Varias observaciones podemos formular. En primer término hemos de rechazar este recurso del secreto de confesión, de que habla Lutero tres veces en el transcurso de su carta. En este pleito, ni landgrave ni nadie en Wittenberg, pensó en la confesión. ¿Era acaso una confesión lo que se solicitaba? ¿No era, por ventura, algo enteramente diferente? ¿Dónde, pues, está esa confesión auricular, en el sentido tradicional de la palabra, que hubiese quedado guardado bajo el sigilo propio de la  Confesión? ¿Acaso el landgrave hubo propuesto un acto cualquiera que exigiese el secreto confesional, en vez de la publicidad que Felipe deseaba más que persona alguna? No podía tratarse sino de la natural obligación de guardar secreto acerca de un asunto delicado; pero de esta misma obligación se apartaba Felipe por su misma conducta. No anhelaba sino una cosa: que los bajos estímulos de sus “necesidades de conciencia”, por él mismo confesados, fuesen aún más notorios de lo que eran.

Turbado, Lutero, escribía en 27 de junio a Everardo von der Thann que, si ello era preciso, el Landgrave podía negar el hecho ante el Emperador, diciéndole que se había limitado a tomar una concubina (48). A mediados de julio escribió a Juan Feige, Canciller del landgrave, asegurándole que no había semejante matrimonio, y que así debía afirmarlo a quien quiera que le interrogase, y que podía obrar de este modo por tratarse de un matrimonio celebrado a consecuencia de un consejo de confesión.

Al propio tiempo se mostraba temeroso de que “las cosas irían mal” por haberse aventurado Felipe a hacer público el “testimonio”; pero que, en vista de las circunstancias, él, Lutero, sabría tomar el partido necesario; porque “en presencia del mundo et jure nunc regente” no puede ser admitido en caso alguno un segundo matrimonio (49)

Las conversaciones de Lutero reflejaban la turbación y la agitación de su espíritu. En las Sobremesas podríamos hallar las pruebas de este aserto (50) (“No me satisface lo que acontece, -suspiraba- ¡Ah, si estuviese en mi mano modificarlo!…Roguemos para que las cosas no empeoren”) Los papistas pretenden burlarse de nosotros; merecen menos el perdón por cuanto carecen de fe. El falso espiritualismo de Lutero hallaba consuelo en la idea del próximo derrumbamiento del papismo con su Antecristo. Siguiendo un hábito muy arraigado en él, adoptaba el tono irónico y, cuando lo estimaba preciso, injurioso: “¿Qué persiguen los papistas?…Matan a los hombres, mientras nosotros procuramos aumentar su número y crear vida casándonos con varias mujeres”.

Una viva inquietud, sin embargo, le consume: el temor de que el landgrave y el Emperador puedan llegar a un acuerdo, y el príncipe abandone su filas. Al saber que no era ello imposible exclamó: ”¡Está desorientado!, camina bajo su destino y pretende imponer su voluntad”. Lutero y Melanchthon  aludieron con frecuencia a cierta herencia patológica de los Hasse. “Es algo fatal en su raza”, había declarado Lutero en otra ocasión. Melanchthon afirmó más tarde: “este doble matrimonio es la señal evidente de su locura”.

El landgrave, en sus sueños de megalómano, había imaginado poner, merced a su doble matrimonio, al protestantismo a su servicio, con lo cual le sería más hacedero desafiar las leyes del Imperio y la voluntad del Emperador.

Melanchthon enfermó. La preocupación que le produjo el peligro de una ruptura de la Reforma con el landgrave y la pesadumbre  de ver el triste resultado obtenido en todo este asunto, fueron causas de sus dolencias, que le acometió en Weimar, camino del Coloquio religioso de Haguenau.  Lutero corrió al lado de su amigo y logró entonar su espíritu con vigorosos llamamientos a la serenidad y a la energía.

Para Lutero, la rápida curación moral de su compañero fue debida a la sumisión admirable de Melanchthon, de la cual hablaba el Reformador como de “un evidente milagro de Dios”, en su “Correspondencia”.  No andaba lejos de creer en un prodigio el médico Ratzeberger (51). Según Melanchthon, la solución mejor para este pleito del doble matrimonio, la mejor excusa sería el afirmar que tanto Lutero como Melanchthon hubiesen sido engañado por Felipe. Ratzeberger, al publicar la correspondencia de Melanchthon, no vacila en incluir una carta dirigida el 1 de septiembre de 1540 a Camerio, mutilando o adicionando textos, como lo realizó al editar el trabajo de Melanchthon acerca del matrimonio de Lutero. Hasta 1904 no ha sido integramente conocido el texto auténtico (52).

Seguía, en tanto, su curso el asunto del doble matrimonio de Felipe, hasta llegar a la inútil conferencia, iniciada el 15 de julio de 1540 entre los consejeros de Hesse y los de la Sajonia electoral. Hallábase presente Lutero que protestó con la mayor viveza contra la resolución del landgrave de publicar el dictamen de Wttemberg  y, a la par, el hecho del matrimonio contraído en Rotemburgo. A la publicación del dictamen, prefería Lutero que le declarasen loco; Lutero aceptaría sobre sí toda la vergüenza y rogaría a Dios que le devolviese más tarde el honor. Por lo tanto, o Lutero se retiraba, o era indispensable mentir, que la segunda esposa de Felipe era tan sólo una concubina “ ¿Qué daño puede haber en que, para bien de todos y de la Iglesia cristiana, se diga una mentira, por grande que sea?” (53) Y aún repetía en 17 de julio: “las mentiras indispensables, las mentiras intencionadas no ofenden a Dios”. Y él, Lutero, no vacilaba en tomar sobre sus hombros la responsabilidad.

Indignose el landgrave ante semejantes explicaciones. En carta a Lutero motejaba de locura la amenaza del reformador, declarando que ha obrado como vesánico. “Nada más espantoso –añadía- que contemplar a un hombre de valor buscando revocar dispensa., que aseguró bajo su firma haber otorgado a un alma angustiada…¿Cómo se puede aceptar en la presencia de Dios la responsabilidad de una cosa que reprueba el mundo? “(54). “Será preciso -viene luego a afirmar- que él intervenga, en lo que está sometido a su jurisdicción, empleando, si hace falta, la fuerza contra el adulterio, la usura, la embriaguez que, al cabo, no se mirarían como pecados”. Por último, el landgrave con una escapada a la ironía, afirmaba: “es verdad: he tomado una mujer; pero ¿no hubieran hecho lo mismo los predicadores de Wittemberg de buen grado?”

La replica de Lutero, fechada el 24 de julio, no era muy a propósito para tranquilizar al landgrave. En esa respuesta se leía, p.e.: “Cuando yo me ponga a escribir, ya sabré cómo he de hacerlo, dejando enredarse a Vuestra Gracia” (55). El príncipe objetó, a su vez,  que a él no le interesaba el que Lutero se pusiera o no a escribir; que los matrimonios contraidos por los predicadores de Wttimberg, frailes o curas antes de ello, no podían ser autorizados ni reconocidos por la legislación imperial, circunstancia que Lutero debería tener presente: “después de todo, si el landgrave había tomado por esposa a Margarita bajo la Palabra de Dios, hízolo en virtud del consejo de Luetero y de la de los otros predicadores suyos” (56)

En la misma epístola expone cosas harto graves contra Juan Federico, Príncipe Elector de Sajonia, aludiendo a una falta contra la moral (“la más grave falta”) cometida con él. Encenegado en su propia desgracia, no se abochorna de insinuar “el pecado de Sodoma cometido bajo el techo de la mansión del landgrave, durante la primera Dieta de Spira”, de que había hecho ya memoria en una carta dirigida a Bucero en 8 de enero de 1541 (57). Se decidía a precisarlo en este último escrito, en vista de que el superintendente del príncipe Elector-Justo Menio- ensalzaba las virtudes de su amo y pretendía escribir contra el segundo matrimonio del landgrave.

Corría de boca en boca la desordenada conducta del Príncipe Elector de Sajonia, muy dado al vicio de beber. Ambos – el landgrave y el Príncipe Elector -, según refiere un biógrafo protestante de Lutero – Adolfo Hausrath-  ambos han dejado en la historia un recuerdo suficiente por si solo para convertir en sarcasmo la afirmación de que la doctrina de los nuevos evangelistas traerá consigo la renovación de Alemania. (58)

Tales ejemplos, y otros análogos, ofrecidos por diversas personalidades, influyeron en la muchedumbre, de modo que el propio Bucero, desde Marburgo, lo hacía constar así en su carta escrita al landgrave en 1539: “El pueblo retorna al salvajismo; la inmoralidad reina dondequiera”. Lutero, por su parte, refiriéndose a a la situación en Witemberg y en el electorado de Sajonia, en carta de ese mismo año, emplea esta cruda expresión: “una Sodoma espantosa” (59)

Para completar la historia del doble matrimonio de Hesse, precisará echar una ojeda sobre los males de la época: constituirá el fondo de ese cuadro.

El duque Enrique de Brunswick, enconado adversario de Lutero y de su doctrina, aprovechó la ocasión de hacer público, en escrito violento contra Lutero y contra Felipe de Hesse, que el landgrave había incurrido, por su matrimonio autorizado por los maestros de Wittemberg, en las penas más rigurosas entre las dictadas por el imperio. Lutero replicó con chanzonetas y bufonadas dirigidas al “Hans Worts” de Brunswick, a lo que éste respondió tratando a Lutero de archipérfido, archihereje, archimalvado, e infame bandido (60)

Juan Lening, promotor en primer término del segundo matrimonio de Felipe, Juan Lening, a quien Lutero y Mélanchthon se complacían en llamar “monstruo de cuerpo y espíritu”, dedicabase, entre tanto, a defender al londgrave, cuya hazaña había producido tan viva emoción en Alemania entera, por medio de un escrito titulado Diálogo de Neobulo, impreso a expensas de de Felipe, en Marburgo, y en el cual se condena con poca claridad la bigamia. Lutero preparose a refutarle; pero no dio luz a su réplica por no irritar más a su príncipe Elector. Prefirió no aumentar el escándalo con nuevos escritos “y no andar removiendo tanto el fango ante el público” (61)

No puede extrañar que Felipe, cuyas cualidades conocemos, asi hostigado; Felipe, cuya fe protestante fue siempre poco firme, se resolviera a abandonar su papel prtector de la nueva doctrina y, volviéndose hacia el  Emperador, tratase de llagar con él a un arreglo, evitando así caer en manos de la ley. Hízole, pues, Carlos V proposiciones nada halagüeñas para el bando luterano, y que a los personajes de la corte imperial parecieron aceptables.

Conservar consigo a Margarita, aunque sin la consideración pública de esposa; cancelación del pasado; a cambio, Felipe prometía atender y secundar los reclutamientos que el Emperador exigiera y guardar neutralidad en la campaña próxima contra Juliers, lo cual era tanto como asegurar la victoria de Carlos. Como consecuencia de este acuerdo, los aliados de Smalkalda deberían romper con Francia, renunciando además al apoyo y concurso de Suecia y Dinamarca. La Liga, pues, falta de la dirección de Felipe, había de verse muy mermada para lo porvenir (62). Esto era, por tanto, y desde el punto de vista político, el más rudo golpe que podría infringirse a la Reforma. La victoria alcanzada por Carlos V sobre los caudillos de los protestantes en la guerra de Smalkalda en 1547, poco después de la muerte de Lutero, quedaba de este modo preparada. No es imposible que Felipe, cuya perspicacia y experiencia eran innegables, considerase su virada en redondo como un movimiento táctico. El Tratado de Ratisbona, de 13 de junio de 1541, vino a ratificar el primitivo convenio.

Así pagaba Lutero la falta cometida en el desdichado asunto de su Dictamen de 10 de diciembre de 1539; “se dejó llevar de pensamientos y combinaciones políticas, más bien que de la pura y franca verdad y de una íntegra conciencia”, según escribió el historiador protestante Julio Bohemer (63), quien añade: “en todo este asunto quedó patente la flojedad moral de Lutero”.

Pablo Tschackert, tan favorable a Lutero, opina que es más lamentable aún que el mismo Dictamen “la actitud más tarde adoptada por los reformadores en este asunto”. Destaca la mentira que Lutero, sin circunloquios, recomendaba y estaba dispuesto a asumir públicamente. Para Hausrath, el protestante biógrafo de Lutero, “guiados por una diabólica consecuencia, los malos pasos de los jefes eclesiásticos los llevaban de ignominia en ignominia” (64)

Es cierto que existen historiadores de este campo que han intentado arrojar sobre la Iglesia y sobre las ideologías medievales la responsabilidad de la conducta de Lutero, dando al Dictamen el carácter de un consejo de conciencia, garantizado por el sigilo confesional. Se trata de “un legado de anteriores prácticas de la Iglesia” patentes, se dice en el famoso “testimonio”  y en la tramitación que a todo el pleito dio el doctor de Wittemberg. Con recordar nuestras anteriores observaciones sobre la no existencia de semejante confesión sin secreto, basta para destruir semejante argumento (65).

Sin detenernos en refutar esa teoría del legado de tiempos viejos, realicemos algunas comprobaciones menospreciadas en los juicios, en pro o en contra, aportadas por los protestante acerca del conjunto de esta cuestión.

En primer término hay una estrecha relación entre el testimonio de 16 de diciembre de 1539 y los principios propugnado por Lutero en lo tocante a la Biblia, punto que, en su interpretación de la Sagrada escritura, se colocaba fuera de toda la Tradición eclesiástica, habituado a sustituir su propio pensamiento a toda otra guía, y sólo de este modo podía hallar en el Nuevo Testamento base para autorizar un doble matrimonio en caso excepcional. Únicamente sustituyendo la autoridad doctrinal y disciplinaria de la Iglesia con el capricho o la arbitrariedad de cada cual – erigidos en autoridad –érale posible convertir este capricho en norma directriz de las costumbres. Por último, intervenía otro principio del luteranismo: la posición mantenida respecto de los detentadores del poder. Únicamente porque el luteranismo se veía obligado a buscar en la protección de los príncipes un apoyo firme para el sostenimiento del “nuevo Evangelio” pudo Lutero resignarse a tan deplorables y lamentables concesiones (66). No se trata por lo tanto de “una mancha accidental”, sino de un suceso que mina y roe el luteranismo en su propia raíz.

La Grande y sólida mentira.

Una palabra acerca de este asunto.

Por extraña que pueda parecernos esta máxima, forma parte de la teología de Lutero, puesto que se apoya en principios defendidos por él muchas veces y en formas diversas (67). Lutero propugnó el empleo de la mentira siempre que fue “útil o necesaria”, en provecho del ‘Evangelio’ (suyo) o de cualquier otro interés superior: tan sólo cuando el mentir sea perjudicial está prohibido. Semejante teoría fue ya defendida por el Reformador desde 1524. En ocasiones se ha podido tropezar con atisbos de esta teoría en el pasado, pero nunca, hasta Lutero, fue erigida en sistema.

La mentira acabó en manos del Reformador, por convertirse en una virtud. “Es una virtud cuando se emplea en contrariar la furia del diablo, en ser útil al honor, a la vida, al provecho del prójimo. Y aún  para el propio provecho puédesela emplear, si es agradable a Dios, y de un modo general, cuando se trate del honor o el interés de la divinidad” (68). Unas cuantas citas, mal interpretadas, del Antiguo Testamento, le bastan para cimiento de teoría tan curiosa.

En su hostilidad, tan largamente sostenida contra la Iglesia Católica, y buscando, según afirmaba, la Gloria de Dios, era, pues, natural que se habituase a desnaturalizar textos, a calumniar, a poner en práctica, en suma, sus principios, según los cuales todo es lícito para combatir el Antecristo, de tal modo, que parece no darse cuenta de las “enormes falsedades por él imaginadas en pro de su tesis, las cuales, en fuerza de su reiteración, acaban de incorporarse al acervo de las verdades para él indubitadas, por tanto mayor motivo cuanto, además, le servían de sedante en sus torturas espirituales y de conciencia.  En nuestro tratado sobre Lutero, ya citado antes de ahora, hemos procurado recoger y destacar buen golpe de afirmaciones mentirosas, más abundante cuando se refiere a los “papistas”; allí intentamos, al paso, explicar psicológicamente  tal observación y deducir sus consecuencias (69)

 

Publicado en Artículos | Deja un comentario

GRANDES SANTOS SINTIERON EL ABURRIMIENTO DE LAS COSAS DE DIOS

 

“El que ora ciertamente se salva, el que no ora ciertamente se condena” (San Alfonso María de Ligorio).

El tiempo Pascual es un tiempo de profunda alegría porque celebramos la resurrección de Cristo y su victoria sobre el pecado y sobre la muerte. Pero esa alegría que traza sabiamente la Liturgia no corresponde muchas veces con nuestro estado anímico real, a veces invadido por el tedio y el hastío de las cosas de Dios, que suele verse acompañado de una profunda tristeza.

La Virgen pidió en Fátima oración y penitencia. Con frecuencia la misma oración, para el alma en aridez, suele ser una gran penitencia. Es un gran error pedagógico afirmar que la oración es algo muy sencillo, que consiste simplemente en hablar con Dios con naturalidad, como cuando hablas con un amigo o con tus padres.

La oración es un acto sobrenatural y generalmente requiere esfuerzo y concentración, tiempo y predisposición de alma, paciencia y confianza. Dejar que la gracia actúe, aunque no sintamos nada. La oración en sí no es difícil, lo que es complicado es lograr la predisposición mental necesaria para la oración y esto requiere mucha mortificación.

«La oración es un don de la gracia y una respuesta decidida por nuestra parte. Supone siempre un esfuerzo. Los grandes orantes de la Antigua Alianza antes de Cristo, así como la Madre de Dios y los santos con Él nos enseñan que la oración es un combate. ¿Contra quién? Contra nosotros mismos y contra las astucias del tentador que hace todo lo posible por separar al hombre de la oración, de la unión con su Dios. El “combate espiritual” de la vida nueva del cristiano es inseparable del combate de la oración.»

¿Por qué se nos hace difícil la oración?

Recuerdo perfectamente una predicación del P. Molina, que me servirá de hilo conductor en la respuesta. No sabemos orar porque nunca nos hemos esforzado seriamente en conseguirlo. Nos falta mucho dominio sobre nosotros mismos, dominio sobre las pasiones desordenadas. Nos falta silencio interior, buscar sólo a Dios y su voluntad con un corazón entregado a Él y desapegado de las criaturas.

No sabemos dominar la imaginación, la loca de la casa en palabras de Santa Teresa, y por eso estamos dispersos y no encontramos sosiego en nuestra alma. Al intentar concentrarnos en la oración, de repente nos invade un torbellino de ideas, de imágenes, de recuerdos… La mayoría de las distracciones en la oración nos las causan las preocupaciones terrenas…

Al igual que Marta nos afanamos en muchas cosas y sólo una es necesaria. Debemos aprender a escoger la mejor parte, como hizo María. Las preocupaciones de la vida, la sensualidad, los malos hábitos…van desconectándonos de Dios. Y fuera del ambiente de Dios, sin recogimiento interior, es imposible psíquicamente la oración.

Dios puede ser para nosotros un ser vago, irreal, fuera de nuestra vida o al margen de ella. Por eso la oración nos aburre, nos hastía, nos parece algo artificial y sin sentido. La carne es aburrimiento de lo divino. Dios cansa y aburre porque no es objeto de nuestro entendimiento en este mundo. Con frecuencia nos invade el aburrimiento, la desgana, el desánimo…Si queremos rezar bien tenemos que pedirlo con humildad, esforzarnos y confiar en que la gracia se derrame sobre nosotros. Tenemos que confiar más en Dios, vencer la pereza mental y dejar de ver las cosas superficialmente.

A los santos también les costaba la oración

A los santos también les costaba rezar. Tuvieron que esforzarse en vencer su naturaleza caída y con la ayuda de la gracia, se dejaron transformar por Dios. Un gran místico, como San Juan de la Cruz, sufrió terriblemente la noche de los sentidos y la noche del espíritu, que tan perfectamente describe en su obra La noche obscura.

Pensemos en Santa Teresa de Jesús, antes de la conversión y de ser maestra de oración. Se le hacía eterno permanecer en la capilla rezando. No cesaba de mirar el reloj pensando en salir y reunirse con doncellas legas para hablar de vanidades. Santa Teresita de Lisieux, enferma y agotada, se quedaba dormida en el coro y cuenta en la Historia de alma que todos los retiros los hizo en profunda aridez.

San Rafael Arnáiz, también enfermo y en desolación, una semana antes de morir escribe: “Llevas un rato de oración, y ni un sólo pensamiento de Jesús, ni un sólo pensamiento de María. Sólo piensas en ti y en tu enfermedad, eres un pobre hombre hermano Rafael!”. La campeona en este ranking de la aridez fue Santa Juana de Chantal que estuvo 41 años en sequedad.

Los santos tuvieron que superar grandes dificultades en la oración, pero perseveraron en ella y alcanzaron la santidad. Aunque a nosotros también nos cueste mucho, luchemos con heroísmo, nunca tiremos la toalla. Esforcémonos en ser almas de oración. Está en juego no sólo nuestra santidad sino la propia salvación del alma:

“El que ora ciertamente se salva, el que no ora ciertamente se condena” (San Alfonso María de Ligorio).

Javier Navascués

 

Publicado en Artículos | Deja un comentario